Las conexiones 

Cada día usamos estas conexiones para cargar nuestros dispositivos móviles pero a menudo no sabemos mucho sobre ellos y no nos preocupamos hasta que se nos rompen y hemos de sustituirlos. Este artículo viene a arrojar un poco de luz sobre las distintas alternativas que han existido y existen para nuestros smartphones.

Breve historia del USB

Este tipo de conexión fue desarrollada por las principales empresas del sector informática entre 1996 y 1998 año de salida del USB 1.1 los de tipo “A” que todos conocemos. A partir de ahí llegaría su expansión masiva a todo tipo de periféricos como: impresoras, memorias USB, cámaras digitales, reproductores, etc.
Sin embargo, con el desarrollo de las nuevas tecnologías y los nuevos dispositivos, surgieron nuevas necesidades y fue necesario crear puertos más pequeños, veloces y eficientes dando paso a la era del micro USB y el mini USB, que pasaron de tener 4 clavijas a 5 clavijas en el mismo tamaño. Pero para no extendernos demasiado diremos que tras la aparición de los mini USB en la era de los smartphones se pasó a los micro USB, los tipo “B” que todos tenemos, extendidos de manera masiva a todo tipo de dispositivos móviles.

El Lightning

La conexión Lightning es el referente de transferencia de datos y corriente de la compañía Apple. Este cable provisto de 8 pines fue desarrollado para reemplazar los conectores de 30 pines de Apple. El conector Lightning fue el primero en implementar una conexión reversible en smartphones y supuso una reducción del 80% del tamaño de los anteriores conectores. Es completamente digital y su durabilidad y ergonomía es superior a la de los cables Android. No obstante, fue duramente criticado por su incompatibilidad en 2012 cuando Apple sustituyó las conexiones de los iPhone 5, iPod, iPhone e iPad de esa generación.

Cargadores

Los cargadores iPhone y Android

Todos los smartphones y teléfonos móvil dependen de este dispositivo y no todos son iguales ya que dependiendo de sus especificaciones lograremos cargas más o menos rápidas a través del Android USB. El más extendido fue el cargador 1A los de primera generación que pronto fueron superados por los 2A (un 22% más rápido), hasta el 2.1A (fast charge) el primer modelo que incorpora la carga rápida. Hasta llegar a los cargadores 3.0 y 3.1 que son las velocidades máximas especificadas por los fabricantes a día de hoy para esta conectividad.
En su variante adaptada de cargadores móviles para mecheros de coches como vimos en un anterior post podemos encontrar conectividades que van desde los 1A hasta los 3.0 los últimos en llegar al mercado de masas.
Por su parte los cargadores Apple para IPhone de manera similar a los Android han ido incrementando sus características, sus velocidades de carga y transferencia con sus distintas actualizaciones cuyo hito fue la actualización del iPhone 5 y su conexión Lightning en 2012.

La carga rápida

Esta tecnología es usada sobre todo por terminales de alta gama y da la posibilidad de aumentar el voltaje de corriente que le llega al smartphone para introducir más energía en menor tiempo. Con el aumento de voltaje hay que disminuir los amperios para evitar sobrecalentamiento y por lo tanto crear baterías más grandes (con menos mAh) que lo soporten disminuyendo así la duración de la batería de nuestros móviles.

Otras tecnologías

OTG

Es una conexión algo desconocida para la mayoría de los usuarios y queremos aprovechar para arrojar un poco de luz sobre ella. Es el acrónimo de USB On-The-Go o OTG o USB host y básicamente es un tipo de conexión que permite la interconexión de todo tipo de dispositivos USB. Gracias a esta conexión podemos conectar a los móviles con esta tecnología una memoria USB, un ratón, un teclado, un disco duro, un módem, etc. Algunos modelos la adaptan algunas de estas compatibilidades desde hace años y la versión “Tipo C”, contempla esta funcionalidad de modo nativo sin necesidad de adaptadores.

USB tipo C

La última generación ya está aquí, el USB tipo C. Desarrollado por el conglomerado de empresas informática de anteriores generaciones más la adhesión de Apple se creó en 2014 el USB tipo C, el nuevo estándar para Android y otros productos como los portátiles Mac. Pese a las reticencias ante incorporar una nueva conexión con lo que ello implicaría (cambio de cable tradicional) Android para abrazar el USB-C, para aprovecharse de una tecnología mucho más rápida y renovada capaz de soportar transferencias de videos 4k como los que grabamos con móviles y cámaras deportivas de última generación. Y por su puesto el más importante de todos para el usuario de a pie es una conexión reversible que acaba con los problemas de los usuarios a la hora de conectarlo y que alcanzará su versión más potente la 3.2 en 2019.

Los cables magnéticos desmontables

Como breve apunte también diremos que existe una variante de USB tipo magnética que permite adaptar esta contectividad los USB 2.0, 2.1 y los Lightning magnéticos y los Tipo C, véase de ejemplo la fotografía de la derecha.

Conclusión

Con el ritmo de vida actual cada día se rompen miles de cables y cargadores por lo que parece claro que debemos tener cables y un cargadores de sustitución para nuestros smartphones. Una vez salvado el escollo de decidir qué tipo de dispositivo y conexiones queremos ya sean los Android con sus tipos “B” o “C” o los IOS con sus Lightning sólo tendremos que decidir en base al tiempo que tengamos disponible para la carga en cualquier caso hay un cable y un cargador para cada momento así que hazte con el tuyo.

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar